div id='fb-root'/>

martes, 31 de enero de 2012

Descubriendo...me.

Cambiando el chip.


A veces, necesitamos llegar a nuestro límite de paciencia, para saber que aún podemos soportar más. O mejor, podemos decidir que hacer.

EStá claro, que la vida no te da muchas opotunidades para hacerlo, pero hay que elegir bien el momento. Esta es una nueva etapa para mí.

Lo fué cuando nació Jaume, y he estado es un proceso de aprendizaje, que no se acaba nunca... el aprender a ser madre.
NI la mejor ni la peor... simplemente con serlo, ya conlleva una serie de decisiones que cambian tu vida completamente.

Te alejan de algunas cosas, que por el momento, se quedan en "pause". Y te acercan a otras cosas, momentos, que nunca, nunca, nunca creiste que podrías llegar a imaginar.

Ser madre, pone a prueba tu paciencia.
Pero no porque tu hijo se quede pegado a tu pierna cuando vas a salir de casa, o se ponga a berrear cuando hay que ducharlo, o que te tire el papel higienico al inodoro.... sino porque tienes que hacer malabarismos para rendir igual que antes , sin apenas haber dormido, trabajando fuera de casa, encontrando un hueco para tu pareja y no perder tu vida social.


LO del cambio de horario en la vida social, ya ni lo menciono.
Como si hubiera una plaga de vampiros al acecho, al caer el sol... te metes en casa.
Y no porque vayas a ver la tele o estirar lo pies sobre el chaisse longue, sino porque tienes un incansable niño, que sonríe al tiempo que llora, que necesita un horario. Justo ahora que eras completamente libre de ataduras, empiezas de nuevo.

Por eso, necesito cambiar el chip.



Porque estoy saturada, de comentarios negativos desde que soy madre. De gente que se deja influenciar por mentiras, o porque ya no puedo cambiarle el turno a menganita porque no tengo con quien dejar a mi hijo...
EStoy saturada, porque odio los comentarios a las espaldas y la sonrisa falsa en la cara.

Odio que me digan por lo bajo que no se quién se ha enfadado porque ... pero vamos a ver, tengo pinta de quinceañera??? de cotillear por las esquinas, quién le ha hecho un favor a quién???


Pero a mi que más me da!!!???  Yo voy a trabajar, porque quiero/necesito cobrar a fin de mes y punto.
Se acabó llorar y contener las palabras por no ofender.
Ya no me valen, las disculpas tardías, porque antes, me has dado un cuchillazo por la espalda, y siempre queda la marca.

Esto es la guerra!!!!!  el que no esté conmigo  está contra mí. digooooo él se lo pierde!!!!

Porque cuando me levanto, yo decido que cada día es irrepetible.
Yo decido, que le doy importancia a las cosas que me llenan de energía positiva.
Yo decido, que es lo que me sobra. Y me sobra la gente incompetente que no sabe valorar el buen trabajo y el saber estar.
Yo decido....y punto.

12 comentarios:

  1. q asquito el trabajo así... cuando te das la vuelta y ya hay comentarios por todas partes...

    hay q trabajar, pero coñeeee... queremos un sitio tranquilo !!! hacerlo en paz... ¿tan complicado es?
    parece q sí...

    y eso pasa en todas partes.


    suerte y paciencia.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Ole, ole y ole. !Si señora! Ahora si que vas a disfrutar de la vida al 100%.

    !Enhorabuena! Bienvenida al club.

    Un besote enoooooooooorme. !Muuuuuuuuaks!

    ResponderEliminar
  3. Yo hace tiempo que aprendí que a trabajar voy a hacer precisamente eso y no a entablar relaciones sociales... que horror tener que levantarte cada mañana para tener que lidiar con personajes y personajillos de compañeros... asique bienvenida al club de las que van a empezar a valorar lo que realmente les importa y a no agobiarse...

    ResponderEliminar
  4. Eso me toca mucho las narices. Es como cuando te preguntan en una entrevista de trabajo si eres madre. ¿Es éso relevante para el puesto? Si un hombre es padre, se quedan tranquilitos, pero si lo es una mujer... ¿Quién les dice que va a faltar al trabajo si los niños se ponen enfermos? ¿Acaso ser madre es igual a ser irresponsable? Y, por supuesto, lo peor es la gente que farfulla por detrás y luego pone buena cara.

    ¡Qué los coma el tigre a todos!

    ResponderEliminar
  5. Muy bien hablado, sí señor. Eso es lo que tienes que hacer y punto.

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Esa es la actitud...con los "compañeros" de trabajo traidores nada de tregua...esto es la guerra!!! Y es que quienes son ellos para amargarte la existencia??? N A D I E!!!

    ResponderEliminar
  7. aaamen¡¡tu haz tu vida, lo que quieras en el momento que quieras, que los demás se aguanten ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso pasa en muchísimos trabajos o en todos,muy bien que haces porque si hicieramos caso de lo que dicen nos volveriamos locos,
      besos

      Eliminar
  8. Cuchillo que no corta y amigo que no aporta, no me importa.
    Eso dice siemrpe un amigo mio que no se calla ni una jeje siempre dice "a mi lado solo quiero gente que me quiera, si no fuera".
    Hay que aceptar que no podemos gustar ni ser acpetados por todo el mundo, y no preocuparse por ello.

    ResponderEliminar
  9. lo bueno de convertirse en madre es que muchas cosas que antes considerabas importantes ahora son taaan triviales. Lo malo es que para el resto del mundo siguen siendo importantes. Mi consejo: por un oído te entra por otro te sale. Con Daniel escuchaba a todo el mundo e intentaba contentarlos a todos. Imposible. Que se enfaden, ya de desenfadarán. Que se ofendan, más ofendida estás tú. Que critiquen, no te afecta. Que hablen a tu espaldas, como te importa un pimiento lo que difan... Tu a lo importante: la familia y los amigos de verdad.

    ResponderEliminar
  10. A todo el mundo no podemos caer bien,y a ti tampoco te tiene gustar todo el mundo caray......asi que haces muy requetebien!!!!...besos!!

    ResponderEliminar
  11. Todo lo que puedo decir es... "Oooooole"...

    La verdad es que de ves en cuando uno tiene que dar un puñetazo encima de la mesa y quedarse con lo importante y con lo que te interesa. La vida es corta y tiempo para sandeces escasea al ser padre...

    Mucho ánimo!

    ResponderEliminar

me encantará saber tu opinión...