div id='fb-root'/>

viernes, 25 de julio de 2014

picnic nocturno

Se acercaban las siete de la tarde y todavía no podíamos abrir las ventanas del calor que hacía... Esa tarde no salimos a la calle porque no se podía resistir... no sé a cuantos grados estuvimos pero me pareció que no debía salir ni a la piscina .
Nos entretuvimos por la tarde muy bien en casa, con Jaume es muy fácil sentarse a jugar porque se entusiasma con cualquier cosa.

Cuando conseguí abrir las ventanas a eso de las ocho y media, pensé que estaría divertido ir a cenar de bocata al parque. Pero los de mi ciudad estaban muy llenos de gente y aunque me gustan mucho los animales, me parece inapropiado que se pasen el día en el parque meando por el césped. Aquí sí que hay zonas para ellos... así que de pensar en sentarnos en el suelo.... brrrrr
el caso es que a cinco minutos está Agullent, uno de esos pueblos con encanto, al pie de la sierra  y con un parque precioso. Y allí fuimos a parar.



Me encanta porque está todo muy limpio, cosa que debería ser normal en todos los parques pero ya sabéis que no es lo habitual.

Como he dicho antes, está a pie de sierra, y el airecito se hizo de notar en seguida, fresco y suave...perfecto!! Pasear con los chorros de agua d e fondo y el sonido de los pájaros es una pasada.
SE notaba también que había mucha gente de vacaciones, porque habían muy pocos niños.

Dimos una vuelta hicimos un poquito el tonto con los aparatos de ejercicio que hay en la parte baja del mismo , bueno macho alfa se lo tomó en serio... yo me cansé en seguida jajja



Cuando ya se encendieron las luces de las farolas, se escuchaba a la gente en la calle, había gente mayor con las sillas en los portales de sus casas... me parecía entrañable. Nosotros pasamos a otra parte donde hay césped, aunque Jaume se volvió loco con la fuente que estaba super fría!!



Para nuestra sorpresa no había nadie, el parque solo para nosotros y algunas ardillas que iban de árbol en árbol .
Jaume estaba muy despejado y le dimos a elegir donde quería que nos sentáramos , se lo tomó muy en serio inspeccionando el césped  al buscar un sitio lejos de las hormigas.
Cenamos muy a gusto y estuvimos los tres charlando, macho alfa y yo nos dimos cuenta de que el peque está pendiente de la conversación y hace sus propios razonamientos,,,, nos partíamos de la risa con sus ocurrencias.

Al acabar de cenar cogimos la pelota que habíamos traído y estuvimos en una zona apropiada para ellos dentro del parque, Creo que nos fuimos alrededor de las doce de allí.
Ni qué decir que cayó roque palomera cuando se sentó en el coche.



1 comentario:

me encantará saber tu opinión...