div id='fb-root'/>

lunes, 28 de julio de 2014

visita al Oceanografic


Jaume lo flipó. Así sin preámbulos ni rodeos.

Fuimos con unos amigos a ver el nuevo espectáculo del delfinario, que era de noche.
Nosotros acudimos al oceanográfico a eso de las ocho ya cenados porque con los peques nos pareció que era lo más conveniente para que disfrutaran de pleno sin estar pendientes de que coman. Además de que con tanta cosa para ver hubiera sido imposible tenerlos quietos.

Antes de que empezara la actuación nos dio tiempo de sobra para dar una vuelta al " Oceanográfic."

 
 
Según la página oficial  "El Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias es el mayor acuario de Europa, y en él se representan los principales ecosistemas marinos del planeta.

Cada edificio se identifica con los siguientes ambientes acuáticos: Mediterráneo, Humedales, Mares Templados y Tropicales, Océanos, Antártico, Ártico, Islas y Mar Rojo, además del Delfinario, con 24 millones de litros de agua y una profundidad de 10,5 metros. .."

Nuestra visita fue corta y menos mal que nuestros amigos nos hicieron de expertos guías que sino, no hubiéramos visto casi nada en tan poco tiempo.

Una de las cosas que más impresiona es sin duda pasar por debajo del túnel y ver tan de cerca un mundo que de otra forma no lo hubiéramos visto. Ver las belugas, tan enooooomes detrás del cristal...y tantos peces nadando en la misma dirección....

Aunque la verdad es que nos quedamos maravillados con los acuarios más pequeños donde estaban las estrellas de mar o la variante de insecto palo marino...

Soy incapaz de acordarme de los nombres de todo lo que vimos, demasiada información en tan poco tiempo!!

Sólo sé que no podía dejar de mirar a Jaume, boquiabierto, mirándolo todo maravillado.

Yo creo que dos de las cosas que más le gustaron al peque de casa  fueron,  a partes iguales;
- la visita a la zona de los pingüinos
- y cuando pasó un tiburón por encima de su cabeza en el túnel.

Los pingüinos en un principio estaban lejos, pero uno valentón se acercó a cristal, supongo que acostumbrado a la gente, y les abría la boca como hablando.

Jaume dijo gritando y excitado a otro niño que él tenia tres pingüinos en casa, y el otro niño que eso era imposible. A lo que é contestó sin dudar que los tenía en la bañera.
Evidentemente Jaume se refería a los suyos de juguete. Como cuando vio al tiburón o la manta o al pez martillo, Jaume sólo admiraba el gran tamaño porque los comparaba con los suyos, pero en ningún momento se sintió asustado o intimidado.

A Macho alfa le gustaron mucho las medusas, se quedó embobado en el cristal ...
Luego ya fuimos a ver el espectáculo que estrenaban esa noche. Estaba a rebosar de gente. Llenísimo.

Había una chica cantando en directo rollo el circo del sol, y unas trapecistas que actuaban a la vez que los delfines saltaban.
Era  increíble como los delfines a una simple palmada en el agua acudían para hacer una acrobacia.
Aunque durante el espectáculo pensé que ese no era su sitio, por muy grande que fuera el delfinario, no era el mar. Esa mezcla de pensamientos abarrotados sobre donde deberían estar ,  me impidió disfrutar del todo el momento.

Aun así, miré a mi alrededor, tenía entre otros niños, al mío al lado con la boca abierta. La música impregnaba el ambiente y te devolvía al presente.
El juego de luces, los saltos, las trapecistas y los aplausos ensordecedores tenían a Jaume absorto y maravillado.

El peque aguantó hasta que se sentó en el coche de vuelta a casa y eso que después de todo el día jugando ya eran pasadas las doce y media de la noche.



Fue una experiencia  diferente que nos acercó a un mundo que, en nuestro caso, no veríamos de otra manera.

7 comentarios:

  1. Le tengo muuuuchas ganas a l'Oceanogràfic... Algun día!! :D
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Nos encanta ir, no sé cuantas veces habremos ido ya, aunque no hemos visto el espectáculo nocturno, será cuestión de hacerse a la idea.

    ResponderEliminar
  3. Nunca he ido pero la verdad es que tiene una pinta estupenda. No me extraña que Jaume se lo haya pasado en grande!!! Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Que visita más chula. Me lo apunto para ir. Nosotros llevamos a los peques al Museo de la Ciencia y lo pasaron genial toqueteandolo todo jajaja

    ResponderEliminar
  5. Oye muy chulo es una visita que tengo pendiente. Lo apunto en cosas próximas ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. la verdad es que es un sitio muy chulo , desde luego para verlo con detenimiento. es demasiada información en una sola visita!!!

    ResponderEliminar
  7. A mi me encantó el oceanographic, de lo mejorcito !!

    Saludos, Entre Pañales y Biberones

    ResponderEliminar

me encantará saber tu opinión...