div id='fb-root'/>

domingo, 30 de noviembre de 2014

castañazo

Iba como todas las mañanas repasando mentalmente todo lo que tenia hacer durante el día y además un pensamiento paralelo me recordaba - hoy conduciré más despacio todavía que con el agua ya sabes que la furgo patina que no veas...

LA siguiente imagen ya la tengo boca abajo, en dirección contraria de donde iba ....y en la cuneta. MI primer pensamiento es  -  menos mal que las gafas están enteras con el dineral que valen...

Así de estúpidos somos cuando tenemos un accidente. Compruebo que estoy entera y busco por donde salir mientras la lluvia caía con fuerza.


A diez minutos de entrar en el trabajo y en las puertas del mismo transcurrían los minutos a cámara lenta.
Estaba tranquila, es más, empezó a ponerme nerviosa que viniera una ambulancia y me hicieran entrar antes de poder llamar a mi seguro.

MI jefe salió escopetado del edificio y me echo una mano para sacar cosas del coche mientras la guardia civil cortaba el trafico.
Yo veía las cosas y pensaba al mismo tiempo, estoy soñando? me esta pasando esto a mi? tengo el coche destrozado yo??  Pasaban los coches y hacían fotos... mierda de móviles con fotos... al poco empecé a recibir un aluvión de whatsup y me asustó como la gente podía enterarse taaaan rápido.

Crucé la vía para explicarle a grúa donde tenia que dejar el coche y tan sólo uno de mis compañeros se acerco a darme un abrazo. Y encima el que menos esperaba. Que triste...

Era como despertar poco a poco y recordé que pasó todo muy...despacio.
Llovía , iba a 30 porque mi coche patina y aún así aminoré antes de llegar a una rotonda, cuando vi que mi coche ya no iba en línea recta sino que estaba dando la vuelta hasta quedarse mirando hacia la otra dirección, toqué el bordillo con un golpe seco y mi coche cayó a la cuneta. Los cristales se rompieron al tocar el suelo y me cayó todo lo que tenía en la zona de almacenaje superior. Una caja de primeros auxilios, papeles, cd's, los chalecos...

Empecé a ver cabezas por todos lados, me desabroche el cinturón mientras gritaba que estaba bien. Era como sino me dieran tiempo de compadecerme de mi misma... alguien abrió la puerta del maletero de donde salí por mi propio pie aunque hundiéndome en charcos de barro...

Miré y pensé, mierda la silla del peque limpia de esta semana y ahora llena de cristales joder... y de pronto luces de la ambulancia, de la guaria civil, de la grúa....
Me tomé el resto del día porque más o menos a la hora, me dolía bastante la espalda, pero a aparte de eso nada más.

No sé cuantas veces escuché eso de bueno pero piensa en positivo que a ti no te ha pasado nada. Si lo escucho una vez más , vomito.  ES verdad estoy entera. Podría haber sido peor.... pero también podría no haber sido.
Esto es sin duda como eso de "a perro flaco todo son pulgas..." me apetece regocijarme en la tristeza y el bajón de pensar cuanto cuesta todo esto, porque el coche a lo mejor no se repone de esta...

Y es que las cosas pasan cuando menos te lo esperas... ahora a depender de todo el mundo. Mierda mierda y mierda...

lunes, 24 de noviembre de 2014

cumpleaños campestre

 
Lo posteo 20 días después porque este mes ha sido frenético. Increíble y ya voy solapando prácticamente con los preparativos de fiestas navideñas.
Como solo dispongo de un par de tardes libres a la semana es muy complicado tener las cosas al tiempo que me gustaría...

Bueno empezaré diciendo que pensé que quería que el cumpleaños de Jaume que cayó domingo, fuera especial para él. Pensar como si fuera una niña de cuatro años. Que no me quedara nada en el tintero. Quería disfrutarlo con él.
Los otros cumpleaños atendiendo las visitas y intentando que todo el mundo esté servido se me pasó lo que importaba ese día; él. Jugar, divertirnos, reír y dedicarle lo único que él hubiera preferido, TIEMPO.

Así que este año me puse el despertador bien pronto... y el día anterior le dije,
- Jaume mañana te despertaré y te diré Vamooos levantaaa que es tu cumpleaños!

Pero el niño estaba tan nervioso que se despertó una hora antes de lo previsto gritándome desde su cama que me levantara a despertarlo que él se iba a hacer el dormido.  ajajjaa para comérselo!!

La noche de antes le expliqué que el domingo íbamos a celebrarlo al parque que más le gustaba con la familia. Y que iba a poder jugar y correr con los primos un montón.

A pesar de que los sábado yo llego a casa sobre las 21.30 de trabajar, Jaume me esperó despierto para preparar dos bizcochos: Uno con chocolate para desayunar y otro de limón para soplar las velas con la familia.

El dos de noviembre unas vez despertados ,y habiendo botado encima de  la cama de Jaume  y reir sin parar de ver a sus papis haciendo el mono... nos lavamos la cara y fuimos a por el desayuno.

Con la leche nos comimos el bizcocho a tope de chocolate que preparamos . Y luego sin más preámbulos y sin esperar a nadie le dimos su regalo; Este año le ha caído el camión de bomberos de playmobil con dos muñequitos. SE puso como loco y quiso que encendiéramos la vela otra vez para que el bombero la apagara jajjaja

Mientras él jugaba un rato con su regalo tranquilamente , nosotros  preparamos cuatro cosas para el cumple campestre. Lo tenía más o menos listo del día anterior.

Nos llevábamos comida calentita en un tupper gigante, y como no podía ser de otra manera le tocaba elegir a él y quiso fideos orientales, le encantan. Comería eso a todas horas.

Quedamos allí con mis hermanas, sacamos los globos y los banderines, la mesa la comida y nos relajamos al solecito. Tuvimos un día de primavera sensacional y eso que entrabamos en noviembre.

 Los regalos y la tarta estaban en el coche porque el resto vendría después de comer y así soplaríamos las velas una vez.
Como Jaume ya había destapado su regalo, se le pasó la ansiedad de tener que abrir algo  y estuvo jugando con los primos en el parque mientras nosotros nos tomábamos un cafecito, justo arriba en la cafetería que había abierta en el mismo parque.



Desde lejos podíamos ver el chiringuito, del que sólo cogimos los bolsos. Total no había nadie más allí.

Pero de pronto volví a  mirar y nos faltaban las sillas. No me lo podía creer, estaba mirando todo el rato y no vi a nadie, mi hermana y yo echamos a correr a ver si alcanzábamos a ver a alguien y lo pillamos in fraganti.
Una señora mayor despacito cual caracol se fue llevando los sillones hasta la puerta de su casa, que era justo en frente del parque. Según ella creía que aquello se iba a quedar allí y que para que lo rompieran los gamberros se lo quedaba ella que le sacaría partido. Así como quien pregunta el precio del kilo de alcachofas.

Evidentemente las guardamos en el coche y recogimos lo demás. Pero nos entró la risa tonta y así estuvimos con el cachondeo hasta que vinieron los demás.

Como comimos tan pronto tuvimos mucho tiempo de sol, y Jaume estaba ya agotado cuando llegaron los abuelos. Volvimos a sacar la mesa de camping la llenamos de regalos y le cantamos. La verdad es que no le hizo mucho caso a los regalos, para que voy a mentir. EStaba eufórico de ver a toda la familia allí que sólo quería llevarse a sus primos de la mano para ir a chutar el balón.
Balón que acabo en el agua. Ya sabéis eso como funciona donde haya una charca allí caerá el niño o el balón, no falla.



Aprovechamos para dar una vuelta contar la anécdota volver a reírnos, hacernos fotos a rabiar... que barbaridad de fotos con esto de que todos llevamos el móvil a mano...

Xe, que bien lo pasamos. Nos dio tiempo de hacernos otro café y estar una rato de charreta antes de que empezara a irse el sol.

No tuve que barrer, ni tuve que servir, ni que recoger, ni que estar pendiente de que si lo peques se desmadran jugando y me rompen un cristal con el balón... nada. Comodidad total , pagamos los cafés y chimpum.

A este parque nos encanta venir, está en Agullent a cinco minutos de Ontinyent, pero aún así a Jaume le bastó para cerrar los ojos de cansancio camino a casa....










domingo, 23 de noviembre de 2014

pintando patio del cole



Se propuso a los que participamos en les trobades d'escoles en Valencia, pintar i en algunas otras zonas repasar algunos juegos de suelo para los peques.

Supongo que la idea principal es que los niños estén entretenidos, diversifiquen el juego y los conflictos  a la hora del patio sean menores.

Entiendo que habrá alguno que se quede solo tal vez por timidez y esta es un buena manera de que interactúen con otros niños que se acerquen al juego.

Repintamos dos sambori, que ya estaba  y pintamos tres, tres en raya (donde antes había un ajedrez gigante) unas carreteras para jueguen con piedras o chapas y en otra zona iba un twister. Pero éste último depende de la pintura y el tiempo.

Para la pintura aprovechamos algo que quedaba en el cole  pero tuvimos que comprar nueva.

Elegimos una pintura al disolvente  monocomponente especialmente indicada para suelos, parkings, terrazas, señalización de vados y carreteras y de acabado semi-mate.

DE todos los sitios, nos salió muy bien de precio esta de Montó. La cogimos en varios colores básicos y luego sacamos vasitos de plástico en otros colores para cositas más pequeñas.


Quedamos el día 31 de octubre por la tarde, porque en nuestro cole el viernes acaban a las dos y por la tarde no tienen clases. Así que después de coses cogimos bártulos y llegamos los primeros.


Limpiamos bien la zona a pintar o repintar. Jaume se agenció la esponja y le puso ahínco a la faena.
Marcamos el borde de los dibujos con cinta de carrocero y luego preparamos la pintura y los pinceles, vasitos de plástico y papel.
Para mezclar la pintura tardamos muchísimo porque es muy espesa. Nos desesperamos un poco porque la luz de las farolas no era suficiente y tendríamos que parar cuando se fuera el sol... y claro en invierno que la tarde es tan corta...

Jaume estuvo conmigo muy entretenido y se lo tomaba muy en serio porque era su cole.


Ya cuando vinieron los demás la cosa cambió y cada una con un pincel se adelantó muchísimo.

Una lástima fue que como había entrene de futbol en las pistas que también íbamos a pintar, hubo cosas para las que tuvieron que volver al día siguiente a acabar cuando no hubiera nadie.
Nosotros no pudimos ir  que lastima con la ilusión que nos hacía, pero bueno el lunes lo vimos acabado y quedó muy colorido !!


 Una de las mamas se trajo chuches de Halloween y mientras se secaba la pintura los peques se las comieron. He de mencionar que todas nos trajimos a los peques y aunque eran de diferentes edades acabaron jugando todos juntos.  Jaume a ratitos estaba jugando a ratitos venia a hacer cosas conmigo.  Me encantó verlo tan concentrado con el pincel, como en casa hacemos muchas cosas allí se lo vió como un juego más. Fue una tarde divertida.



 Estas de abajo son algunas de las fotos que publicaron en el Facebook del cole. Esperemos que los peques se lleven un agradable sorpresa! y si se desgasta pronto será buena señal!








sábado, 1 de noviembre de 2014

camión bomberos con caja de cartón

Que no es que sea el mejor que haya visto desde luego , pero yo sé de uno que ha merendado ahí dentro varios días!

Poco que explicar, encontramos una caja de cartón en mi trabajo y lo ví. Esa tarde pasaría a ser un camión de bomberos!!

Cortamos, forramos (con papel que se usa para mantel desechable, ) y decoramos con lo que encontramos por casa. Jaume se lo pasó pipa, concentradísimo en todo lo que le faltaba. Nos queda pendiente el volante y hacer un teléfono para comunicarse con los compañeros del equipo de emergencias.

Los dibujos de la "La patrulla canina" tienen la culpa...