div id='fb-root'/>

jueves, 10 de septiembre de 2015

suerte que trabajo...o no?

Cuando estás trabajando te da la sensación de que las horas no pasan, miras al ordenador y solamente han pasado cinco minutos.
-Suerte que trabajas! - me dicen.
Pues si doy gracias porque las facturas, la hipoteca, la comida... no se pagan solas. Pero cuando echas cuentas, ya ha pasado el día. Estás acostando a tu hijo, preparando lo de mañana, el primer día de cole.

Cuando me despierte, habrá pasado la primera semana de la bendita rutina. Pero cuando pase el mes y llegue octubre, todos los días serán estresantes. Por que está todo milimetricamente cuadradado, los horarios, los deberes, la ducha, la cena, el despertador, el trabajo y vuelta a empezar.

Los que teneis la suerte de disfrutar un fin de semana al uso, de viernes tarde, sabado y domingo aún teneis algo de tiempo para disfrutar con amigos y familia.
Los que dispongais de un mísero domingo teneis la misma sensación que yo. Que pasan los meses volando. Que los domingos son oro. Y en diciembre encima toca trabajarlos .
Mal si trabajas y mal ni no trabajas.

Pienso en esa palabra que a veces escucho, como era? mmm conci.... no sé concilia... ah si! conciliación! A veces pienso que estaría bien.

Estaría bien disponer de tiempo para criar a mi hijo.
- para cuando el segundo? - me preguntan.
Yo sonrío. Porque me apabulla pensar que eso es de privilegiados que tienen a los abuelos jovenes, o disposisción economicamente suficiente como para arreglarselas.

Los treintañeros de hoy en día somos diferentes. Somos la generación que sobrevive al cambio. Somos los que escuchamos los refranes de toda la vida y ponemos los ojos en blanco.

Porque las cosas ya no basta con que te digan que no se puede. Los treintañeros de hoy en dia tienen que intentarlo porque no nos queda otra. Quizás al borde de la desesperación, pero intentarlo es vital.

HOy una mujer en mi trabajo ha venido con sus tres hijos. Yo los miraba de reojo y me he sorprendido pensando en cómo sería su vida. O mejor dicho, he fantaseado en que yo podria en otra vida , haber sido ella.

EStupenda y cariñosa con sus hijos. De la mano, parecian como gatitos, rozandose y abrazandose mientras paseaban señalando cosas en las estanterias.
La niña llevaba una trenza rubia... me he imginado trenzandosela. Y de sepente he despertado de golpe.

Quizás era envidia. Es posible. Tal vez, dentro de doce años cuando ya no tenga hipoteca... y tenga 45 años, pueda ira  a por el segundo hijo. A lo mejor si tengo suerte son gemelos. Que? ahora hay empresas que congelan tus ovulos gratis? o entro en lista de espera de una adopción... quien sabe.

La vida, no está hecha solamente para criar, sino para disfrutar, para amar, para vivir con intensidad, para soñar, llorar, entristecer y superarse, fracasar, levantarse, coser heridas, alegrarse por los demás, para tener esperanza, para luchar con todas tus fuerzas... pero... yo me pregunto. ¿ y si no puedes dejar de pensar que tu puedes hacerlo? que tu cuerpo, tu alma y tu cabeza es incapaz de dejar de pensar que puedes proteger, cuidar y criar a otra personita?
Porque duele tanto pensar estas cosas? por que la realidad te da de frente sin compasión?

12 comentarios:

  1. Uff nena, no sé qué decir... Ojalá la cosa mejore y puedas encontrar un trabajo mejor con mejores condiciones.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que está muy chunga la cosa para tener hijos y poder atenderlos como se merecen. Espero, como Eva, que puedas encontrar algo que te permita hacerlo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nunca hay que perder la esperanza, aunque haya dias malos , maaaaalos, maaaaaaaaaaaalos.

      Eliminar
  3. Hola. seguro que el tiempo te permitirá ampliar tu familia... el problema es el de siempre que la conciliación no existe... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. está claro que la conciliacion la tienes que hacer tu misma. Lo malo es que quieren que rindamos igual que otras personas, y que superemos metas sin darnos ningún tipo de gratificación. El masoquismo no me va. Gracias por comentar Marta!

      Eliminar
  4. La vida es difícil. tienes toda la razón. Tanto si trabajas como si no. Que bonita la escena de la mujer con sus tres hijos. Te llegas a topar conmigo y verías a ina troll intentando atrapar a dos monillos que no paran de correr, saltar y... tocarlo todo! Aaaaaarg! Mucho ánimo. Ojalá vengan tiempos mejores pronto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaajjaja me llego a topar con tus hijos y me la lian parda! Aunque seguro que para hacerte quedar mal, ese día de tu lado no se mueven.
      Nuestros hijos en hacer la contra se quedan agusto!

      Eliminar
  5. Si tu cabeza no deja de decírtelo será por algo, quizá te está empujando a que lo hagas y que sea lo que Dior quiera. Es complicado pero quien sabe si la cosa no puede mejorar mañana o pasado, con otro trabajo mejor pagado o con mejor horario. Ojalá...
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pienso lo mismo, pero tampoco quiero arrastrar a una familia por una convicción que por el momento, no puedo encajar en la realidad. Todo se andará.

      Eliminar
  6. Es cierto que es muy complicado conciliar. Mientras nos llega este momento, solo nos queda disfrutar día a dia, hora a hora, minuto a minuto y segundo a segundo de nuestros chicos y por lo que te leo, se que lo haces a la perfección.
    Mucho ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias rebonica! Intentaremos quedarnos siempre con lo bueno, y lo demás ... ya vendrá.

      Eliminar

me encantará saber tu opinión...