div id='fb-root'/>

sábado, 23 de mayo de 2015

capitulo 33

Hay una lista en mi cabeza que me dice que es lo importante. Sin embargo esa lista no cuadra con la vida real porque depende de otras personas.

Y es que en mi lista mi única prioridad son las personas que quiero. Son personas que sabes que están ahí, es un circulo pequeño... pero poderoso. Acudirían a una simple llamada de socorro dejándolo todo. Lo sé. Quizás debería haber hecho esa llamada hace tiempo, pero siempre creo que puedo aguantar un poco más.

Cuando más pasa el tiempo más cosas se han perdido por el camino, más conversaciones, más celebraciones, mas abrazos... porque parece que al fin y al cabo las cosas que nos unen a la fuerza son cosas que ya no tienen solución. Como un perdida, una venta, un adiós, una mala noticia, una discursión... nos pasamos más tiempo arreglando las cosas mal entendidas que celebrando todas las pequeñas cosas que también nos unen.

Siento todo el tiempo perdido, siento todo el tiempo que pasamos haciendo otras cosas. Y lo siento de manera resignada porque sólo se puede elegir que hacer una vez, ya que las cosas no se reviven para tomar otras opciones. Como si gritara sin voz... sin fuerzas.

Siento que una gran parte de mi se ha quedado en el camino. Como las serpientes que mudan las piel.
Que mi piel se ha quedado por ahí seca y pisoteada y estoy aquí con mi nueva piel.

Creo que me desconozco, que necesito tiempo para volverme a conocer. Para escuchar nuevas canciones, leer otros libros, hablar otras cosas y dejarme llevar en vez de pensar tanto si lo estoy haciendo bien.

Hoy estaba dejando en bolsas toda la ropa que tenia en cajas y me decía a mi misma que no tenia sentido rescatar ropa de hace diez años. Esa ya no soy yo.
16 bolsas de ropa. Increíble. Y aun podría quitarme algunos abrigos del año catapum.

Saber que me tengo que ir de compras, me aterra. En serio.
En invierno iría en chándal de felpa todo el día, y en verano con mis maravillosos pantalones afganos de rayas y las chanclas.
Me importa un pito como me vean los demás... pero me asusta mirarme al espejo y no encontrarme.
Es como si al dejarme llevar por tantas cosas que nos pasan hubieran arrasado con mi yo interior.

Quien está a mi lado? quien soy? que me gusta? porque no tengo tiempo libre? por las horas pasan rápido? por que mi hijo crece raudo y veloz ? seré madre otra vez? que futuro nos espera?

En el capitulo 33 de mi vida siento que voy a marchas forzadas por todas esas tareas que "debo hacer"  como parte de la rutina.

Todo lo que quiero hacer de más, es porque lo hago quitándome horas de sueño...y espero que valga la pena porque luego las voy arrastrando durante el día.

Quiero enamorarme otra vez de las cosas que hago... y que la gente con ese fondo infeliz y malo de cojones se apartara de mi.

No quiero gente negativa, que me arrastre, que me limite o me haga elegir, no quiero maliciosa y malintencionada y desconfiada deambulando a mi alrededor. fueraaa fueraaaa fueraaa!

Capitulo 33 de mi vida. Puedo ser lo que yo quiera. 

martes, 19 de mayo de 2015

alergia a la penicilina

Después de tres maravillosas visitas de cuatro horas en urgencias, acumulando horas de sueño sin parar, cansancio, estrés, mala ostia... hoy nos dicen que seguramente tiene alergia a la penicilina.

Más pruebas y otra semana sin ir al cole. Pobret, se va a perder la excursión de esta semana a un parque vial, con lo que le hubiera gustado ir...

Le han tenido que cambiar el antibiótico que le daban para la neumonía porque le producía una reacción en todo el cuerpo de escandalo.  En serio me asusté mucho.

Como si le hubieran picado cientos de avispas, y a la mínima que se rascaba, porque le picaba mucho, se le hacia herida.

Sin darnos cuenta en el culete tenia hasta una pequeña costra... que impotencia por favor...
Menos mal que este ultimo medicamento parece que no le da alergia, pero media hora antes le tengo que dar atarax y estilsona, causando somnolencia. Parece que le tengo drogado.

Y aquí está ... igual mira la tele y se duerme apoyado en un cojin, que monta un puzzle y se duerme en el suelo, que esperando a que se enfríen los fideos se queda dormido en la mesa.
Amodorrado, embobado y empanao así todo el día. Este no es mi niño...

Cuando se lo he comentado, el pediatra me ha dicho que se lo quite. A ver que pasa esta noche.
Cuando no son los picores, tiene sed, o ganas de mear y como esta flojito hay que llevarle en brazo al baño ( 22 kilos señores)
... una de estas noches nos deslomamos antes de llegar y nos me a encima ya verás....

Ayer el pobre se despertó entre gritos, noooo mamaaaaaaaaa el jarabe noooooooooooo

Si es que ya me tiene en sus pesadillas con tanta historia, porque su padre es muy listo y dice que él no tiene mano para dárselo y seguro que lo pringa todo antes de que se lo tome. NO sabe el tío ni ná.

Os prometo que si me acostara hoy sin despertador no abría un ojo en tres días.

Por cierto desde aquí mando ánimos a papa cangrejo que lo están pasando igual con cangrejito.


viernes, 15 de mayo de 2015

madre trabajadora y niño enfermo

Despertador 7 de la mañana.
Desayunos, camas, lavadora, comida hecha, levantar al peque y.... horror!!! Tiene fiebre!!!

Y ahora que? Nuestra maravillosa conciliación familiar nos empuja a mirar para otro lado cuando nuestro hijo tienen gastroenteritis , un catarro o fiebre.
Cuando más nos necesitan nos vemos obligadas a acudir de imprevisto a una vecina, una hermana o los abuelos. No es justo.

Se me parte el alma cada vez que Jaume ha pasado mala noche y lo tengo que llevar a rastras al cole hasta las cinco de la tarde.

Rozo un ataque de ansiedad al despertar y encontrármelo con fiebre. En serio me desespero porque está enfermo pero sobretodo porque no puedo atenderlo yo.

Llevamos dos semanas de malas noches, fiebre, vómitos, tos, pesadillas... y espero hasta el ultimo minuto para llevarlo al cole en brazos. Rezando para que no me llamen a la media hora para decirme que ha empeorado y vuelve a tener fiebre.

Si aguanta la jornada de cole,   a las seis de la tarde se me ha quedado dormido mientras hacemos la compra , para despertarse a la once de la noche con la rutina de tos, mocos, arcadas ...

Y hoy otra vez lo mismo. Pero con cita en el pediatra  a media mañana. Me voy a trabajar para media hora lo saco del cole pachucho, vamos al medico después de perder hora y media entre ir y aparcar y el tiempo de espera en la sala. En realidad la cita son diez minutos. Y luego otra vez la odisea, llévate al niño en brazos hasta el coche que está en el quinto pino, espera a que te abran la puerta del cole, déjalo llorando y con pucheritos y vuélvete al trabajo para una mísera hora. Y a devolver las horas perdidas otro día. Seguramente cuando más mal me venga. En mi tarde libre evidentemente.

Me dicen que no me queje que tengo reducción de jornada pero las tengo para quedarme con el peque. Si tengo que devolverlas donde lo dejo? ES como el perro que se muerde la cola...

Entiendo que a ningún jefe le hace gracia que llames para decir que tu hijo esta enfermo y menos a otros compañeros que cargan con tu trabajo de ese día.

Mierda de conciliación. Dicen que en los países nórdicos tienen hasta doce días retribuidos para estos imprevistos. Igualito que aquí....


Nota después del pediatra.; neumonía ,que si eso esté en casa a la semana que viene y no lo lleve al cole. Guay empieza la odisea.

martes, 5 de mayo de 2015

me faltan horas

Me faltan horas para disfrutar con Jaume, para viajar, para ir a la playa, para salir a correr, para tomar algo con los amigos, para estar con mi familia, para comprar ropa, para limpiar en casa, para disfrutar de mi huerto urbano, para aprender holandés, para proyectos que se quedan en el tintero, para reformar la casa... me falta tiempo para vivir.

A veces me desvelo por la noche y corazón me va a mil..empiezan a venirme a la cabeza todas las cosas que tengo que hacer al día siguiente y ya no puedo dormir.
He probado anotarlo todo, ver un poco la tele, echar un polvete, tomar una manzanilla, una tila... salir a la terraza a que me de el aire... nada. Perfectamente pueden pasarme dos horas hasta que vuelvo a tener sueño.

Me faltan horas para acabar todos los proyectos que tengo en mente, para disfrutarlos y ponerlos en marcha.

Me falta tiempo ... y me agobia cada vez más saber que no hay vuelta atrás. Las semanas pasan volando y no me queda tiempo para mí...

Joder una primi.. chiquitita, si eso para pagar, respirar, tener dos hijos más , no trabajar disfrutar y ayudar a los demás. Tampoco pido tanto, no?

lunes, 4 de mayo de 2015

el montón de los imposibles

Tenía que llegar el día. Yo sabía que en algún momento tendría que enfrentarme a ello, sacar las cajas mirarlas y ... dejarlas en su sitio.

Y es que la ropa de verano del año anterior, guardada encoge.  Es lo que hay.

Allí estaba yo, con música de fondo para hacerlo más llevadero; Frente a mí tenía el montón de la ropa que me cabe y el montón de los imposibles.

-Buaff, este año me la pongo, pero lo mismo dije el año pasado y el otro. 
Así que en un arrebato dije -se acabó, fuera sufrir!

Y bajé al contenedor y deposité con todo el dolor de mi alma 3 bolsas llena de ropa.
Estoy segura que si la hubiera mirado un segundo más estaría guardada en el altillo otra vez.

En fin, ahora toca otro suplicio para mí , ir de compras. Odio ir de compras. Pero peor es mentirse a uno mismo. Hay que sacar valor!!