div id='fb-root'/>

viernes, 11 de abril de 2014

todo lo imperfecto del convivir.


Repasando un poco el contenido del blog, me he encontrado esta entrada que tenia guardad y nunca llegué a publicar. Pertenece al mes de junio del 2013.
Tengo muchísimas entradas de blog guardadas esperando pasar el censo y acabo por no publicarlas. Pero esta me ha llamado la atención porque el hecho de tomar decisiones, nos da miedo.

Todas las decisiones que tomamos hacen que, vayamos torneando nuestra vida en un molde que no para de girar. De nosotros depende que gire en torno a alguien, a una causa o a nosotros mismos.


10 de junio del 2013;

Sinceramente? me repelen esas parejas perfectas y conjuntadas que simulan no tener problemas.
¿¿Que me estas contando??!! que en casa es algo inhumano tener una diferencia conyugal?
Que eso luego no repercute en acabar la noche con un par de sarcasmos y un polvo? anda yaaa!!

No digo que estar casada sea lo más de más... porque no tengo ningún tipo de lastre por el hecho de estarlo. NO soy más feliz por decir que tengo a mi macho alfa en mi cama. Lo tengo porque yo elijo estar con él. Y lo elijo sabiendo sus defectos y sus virtudes.

 No necesito pregonar que tengo pareja, porque tenerla no es algo que yo necesite. Nos hemos encontrado nos hacemos felices el un al otro, convivimos y nos complementamos.

Pero somos el día y la noche,  necesitamos cuestionarnos, preguntarnos, conocernos continuamente, enamorarnos, odiarnos y darnos cuenta que todas esas contradicciones con esa persona son las que nos hace crecer. Eso y las muchas bofetadas que te da la vida por supuesto.

Es decir, no soy una persona más completa por estar casada.
Hace poco en un de esas fotos que circulan por redes sociales con sus frases y historias leí esto;

"él/ ella no me hace feliz ¡Yo soy feliz! El que yo sea feliz o no, eso no depende de ella, sino de mí. Yo soy la única persona, de quien depende mi felicidad. Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida." 
Nos engañaríamos si esperamos que nuestras parejas se comporten como nos gustaría. Nos decepcionaríamos continuamente y nosotros a ellos evidentemente. Porque evolucionamos, y a veces vamos juntos hacia la misma meta y otras veces necesitamos decirnos adiós porque no buscamos lo mismo.

Separarte no es el fin del mundo. Que en este momento no mi caso, pero a veces pienso que si lo fuera, que si me viera en situación de empezar de cero, no pasaría nada. Porque seguro que hay muchas mas cosas por las que luchar y emprender.

Por lo tanto la conclusión, es que es importante preocuparte por tu propia felicidad. Y con ello tendrás fuerza suficiente para regalar sonrisas, fuerza y alegría a  resto del mundo.  ¿ no creeis?




4 comentarios:

  1. Alicia Palermo Figueroa28 de julio de 2013, 22:57

    Tienes toda la razón . Si eres infeliz o estás a disgusto contigo mismo es muy difícil estar bien con tu pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya...supongo que ahí está la base. Gustarte a ti primero . Gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. la vida real no es como nos la imginamos no es un cuento de hadas, pero aún así hay muchas cosa bellas que hay que saber valorar. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si... la vida en pareja es difícil porque empiezas a conocer todas las manías de verdad. Pero si lo buenos momentos no compensaran con creces los malos no lo soportaríamos!
      Gracias por tu visita!

      Eliminar

me encantará saber tu opinión...