No hay latido

El  domingo pasé toda la tarde tumbada, intentando jugar a algún juego de mesa en familia, pero estaba desganada y sin fuerzas.

Sabía que algo no iba bien, me quedé todo el tiempo que pude acostada porque parece que así me dolía un poco menos. Y tras otra noche horrible, el lunes avisé en el trabajo que no iría.
Fuí a mi médico, le expliqué mis dolores y me dijo que estuviera acostada y me daba la baja

A mediodía, sangré como una regla. Cogí aire, me tumbé para tranquilizarme y sobre las 16:00 volví a urgencias.


Lunes 26 de marzo; urgencias

En la sala de urgencias me invadió una sensación de vacio pese a sentirme muy hinchada. Algo no iba bien, es un presentimiento que me acompañaba durante días. Pero en el fondo quería estar equivocada.
Pasé  a ginecología y me dijeron que no había latido y que aunque la bolsa estaba intacta el feto estaba en una esquina de la bolsa a punto para ser expulsado.

Un nudo en la garganta no me dejaba casi respirar... hice un sobresfuerzo por no romper a llorar allí. Estaba pasando como si fuera un sueño, como si yo no estuviera allí realmente.

Mientras me explicaban el procedimiento, mis lágrimas rescabalaban sin poderlas contener.
Me dijo que hacia un mes aproximadamente que había dejado de crecer y seguramente por eso la primera vez que fuí a urgencias no escuchó su latido.

En realidad estaría de unas doce o trece semanas, pero que en la primera visita se basaron en la medida del embrión ... que o bien estaba ya sin latido o era muy débil.  Por lo que mis calculos estaban bien desde un principio. Pensé que tenían que haberme hecho caso, si lo hubieran hecho no hubiera estado estas semanas dentro de mí sin latido.

El mundo se cayó a mis pies... escuchaba hablar pero dejé de prestar atención.

Me repitió todo muy educadamente, le pedí por favor que se asegurara y me explicó de nuevo que mi cuerpo ya llevaba días preparandose para la expulsión.

Me dijo que tenía que firmar el consentimiento para tomarme una pastilla y ayudar a mi cuerpo el proceso que él había empezado.
Me lo leí todo, y el ginecólogo se asombró porque decía que con los nervios nadie se leia estas cosas.

Estaba sola, leyendo como me iba a doler durante 4 días, como mi cuerpo mediante contracciones iba a eliminar los restos de una vida, me sentía como si formara parte de un libro que te están contando... pero con la mala suerte de estar dentro.

Cuando acabé de leerlo, me acercó un vaso con agua y una pastilla .
Le rogué entre lágrimas que se asegurara que no había latido.  Me calmó asegurandome que jamás haría algo que pudiera dañar una vida. Me sentía, desprotegida, tenía que creerme lo que me estaban diciendo, pero mi cabeza no lo asimilaba.
Tardé un poco, y tras calmarme me tomé allí en consulta la primera pastilla.  Las otras vía vaginal van 48 horas después.

Me insistió en que no tenía porque sufrir durante el proceso, que me tomara algo porque iba a ser doloroso y que por favor no contará los trozos, ni mirara cuando vaya al baño.

Me intentó calmar explicandome que  mi cuerpo ya habia tomado esa decisión y que lo estaba haciendo de manera natural. Sólo que me iban a dar los fármacos para asegurarse de que salía todo. la próxima visita sería en 4 días para una eco o un posible legrado en caso de necesitarlo.

 Necesitaba salir de allí y llorar desconsoladamente.

Llegué a casa subí al trastero cerré la puerta y me quedé de pie frente a todas las cosas de bebé que estaba mirando estos días  y lloré como jamás en mi vida había llorado .

No sé si estuve casi dos horas allí arriba, sólo que cuando acabé exhausta de tanto llorar, me preparé un baño y seguí llorando. Tenía los ojos tan hinchados que cuando salí me tuve que maquillar un poco para que el peque no se asustara.

Me hacía mil preguntas... el dolor se apoderaba de mí pensado que era mi último tren.
Cuando volvieron del parque el peque y su padre, reprimí mis lagrimas hasta que le acostamos y nos sentamos en el sofá, abatidos, vacios, tristes y pensando como una cosa así te deja tan devastado.

Durante la noche, el dolor ha sido como una regla súper intensa y sobre las seis de la mañana he notado mi primera contracción,  diferente a la del embarazo.

En el embarazo el dolor venía desde la espalda y me abrazaba apretando y pinchando fuerte hasta invadirme de dolor por completo. Como si fuera a partir en dos.

Esta era sólo en la zona del bajo vientre. Como si viniera un pinchazo que  va  a  más y durante unos segundos me estrujaran el útero con las manos hasta retorcerme ... necesitaba acurrucarme .

Cada media hora aproximadamente viene una , cada vez más larga.
Lo peor ha sido la vuelta del cole  a casa, creía que no llegaba y me tendría que sentar en el suelo a retorcerme, pero llegué al portal.

Me esperan tres días más de dolor . Y luego volver a mi vida normal. ¿ Como se vuelve? ¿ como me quito esta sensación de vacio?


Sangrado y amenaza de aborto

viernes 23 de marzo

Ya van tres días seguidos que siento un dolor muy fuerte, como el peor día de la regla , y tengo sangrados leves.
He ido a urgencias y me han dicho que haga reposo absoluto por riesgo de aborto. Por el momento no se escucha latido y la bolsa dice que en la eco la ve entera.

Esto empezó el viernes 23 de marzo, y el sábado pensé que sino me esforzaba en el trabajo no diría nada todavía.   Porque ya os dije que no me apetece que se entere nadie hasta que sepamos con seguridad que está bien.


Sábado 24 de marzo 

Sobre las diez y media de la mañana empecé a sangrar otra vez, tenía pinchazos fuertes y me asusté. Etaba en el tabajo así que me fuí a casa , porque en urgencias me habían preparado un parte que sólo indicaba "reposo absoluto domiciliario . " Me habían aconsejado no ir a trabajar, pero consideré que tampoco iba a hacer esfuerzos. ...

Es como una mezcla de retortijnes, indigestión y dolor de regla fuerte. Cada vez que iba al baño me encontraba con un flujo rosado oscuro. Me da pavor , pensar que al final los sangrados sigan su curso y acabe en aborto natural. No sé ... la cabeza me da mil vueltas y no me permite ilusionarme. Como si tuviera el freno de mano puesto.

desde que me enteré he subido varias veces al trastero a ver todas las cosas de bebes que tengo, que si la cuna, ropa, andadores, juguetes, mantas de juegos... Pero no me siento con fuerzas. Tengo tantas ganas de que todo salga bien y a la vez tanto miedo a que las cosas vayan mal...

El resto de la tarde de sábado estuvimos jugando a la jenga en el sofá . Casi me duermo en la cama de Jaume, porque estuvimos de charreta casi una hora hasta que se durmió y yo también me acosté después.  Dormí bastante mal entre el cambio de hora y que me levanté mucho al baño... pero el domingo el peque tenía fútbol y fuimos .


Domingo 25 de marzo 

A la salida de fútbol un coche se ha estampado contra varios de los aparcados. Eran padres del cole y me he esperado por si necesitaban ayuda o que les acercaramos a casa.  Un desastre, a un hombre se le ha ido el volante y ha destrozado la parte trasera de por lo menos 6 coches.  Había algunas madres que habian subido solas y estaban nerviosas. Así que me he quedado para echar una mano. Todo ha sido amistoso , estas cosas le pueden pasar a cualquiera y gracias que no ha pillado a nadie en ese momento.
Nuestro coche estaba justo enfrente y no ha tenido ningun golpe. Con todo esto he pasado la mañana mejor, sin dolencias fuertes, como si fueran molestias de regla. Así que voy a disfrutar del día y mañana si me encuentro mejor vuelvo al trabajo.

Voy a intentar ser positiva y esperar que en algún momento me confirmen que todo va bien y me brote la ilusión contenida a raudales, que ya va siendo hora. 

Embarazo sorpresa

-Estás de 6 o 7 semanas según el tamaño , pero no escucho latido. 

Esas fueron las palabras que me devolvieron a la realidad. Y me quedé allí conteniendo el aire mientras esperaba en la sala de urgencias...

Ni qué decir que reaccioné bastante mal. Me puse a llorar, a pensar estupideces mientras mi desconsuelo iba creciendo. Mientras estaban haciendo una analitica de orina para darme más datos.

Se preocuparon porque había venido sola y mandé un mensaje a mi espartano para que acudiera tan pronto llegara a casa. Pasó por el hospital a recogerme y me derrumbé.

Se me acumulaban todas las cosas en la cabeza... llevaba el anillo puesto!! Cuando falló? !! Además ... no habia tomado acido fólico, había cambiado la arena del gato sin guantes, había comido fruta sin lavar... y economicamente no es el momento oportuno porque queremos acabar de pagar la hipoteca y empezar a  ahorrar para el futuro de Jaume, cambiarnos los coches, cambiar de casa...

Cuando me tranquilicé un poco, fuimos al ambulatorio a pedir cita en la matrona y el médico de cabecera. Pero para el médico había libre a la semana siguiente y para la matrona no tenia cita hasta en dos semanas.

No es que no lo quisiera, me hacía muchisima ilusión, pero tenía un miedo atroz a que me dijeran que como no había ido con cuidado , algo de lo que habría hecho, comido , tocado, mi edad, no sé... que algo fuera mal, me dejaba muy preocupada.  Necesitaba una verificación de que todo iba bien para poder relajarme y disfrutar de una noticia tan inesperada pero maravillosa para mí.

Primera visita a la matrona

Dos semanas de espera perdidas, porque pensábamos que la matrona me haría una eco vaginal, y escucharía por fin el latido que no se pudo escuchar en urgencias.
De todas las preguntas que le hice, me dijo que que si estábamos con tantas dudas y queriamos interrumpirlo teniamos que pedir cita en planificación familiar.

Toma esa morena! Menudo zasca. Vamos a ver, entiendo que pueden ser preguntas que a ella le parezcan sin importancia, pero quedarme embarazada con el anillo puesto me genera muchas dudas sobre si está formandose bien o tendrá alguna anomalía.
La matrona, se refería en todo momento a que si quería saber si tiene sindrome down me tenia que esperar a la eco.
Era una conversación tensa, porque tenia a mi espartano en silencio y yo intentado hacerme entender a una matrona que no tenia respuestas para mi.

El sindrome down  no es lo que me preocupaba, aunque a ella parecía no importarle demasiado. Creo que de algún modo, la matrona piensa que todas las embarazadas somos unas desesperadas de la vida que nos asustamos con cualquier cosa sin fundamento.

Tengo 35 años, no 25. Cualquier duda es completamente normal y están para aclararmelas.  Pero ella apenas apartó la mirada del ordenador. 

Me abrió una cartilla de embarazo, me tomó la tensión, me pesó y punto pelota.

Me volvió a dar cita para dentro un mes y medio y salimos de la consulta súper decepcionados.

Entiendo que me tengo que esperar al ritmo de la seguridad social, pero si viene con malformacion serias, cardiopatías o alguna otra cosa por el hecho llevar el anillo hormonal, creo que deberia haber algun protocolo de urgencia.

Además le comenté que llevo un calendario y que la fecha que me daban de gestación no coincidia de ninguna manera con mi calendario. Me miró de reojo, como pensando... otra que tiene un calendario absurdo. 

A día 21 de marzo, cuando tuve la cita en la matrona,  estaba según mi calendario de 11semanas + 2días si cuento desde mi ultima regla.

Manché un poco en febrero, pero no le dí importancia porque tuve varias carreras y pensé que sería el sobreentrenamiento o los nervios de preparar como voluntaria la carrera de mi ciudad y organizar unas actividades para el aniversario de mi empresa. (Ahora sé que eso no era el periodo ni pertenecía al descanso del anillo. )

Pero en urgencias me dijeron que el jueves 8 de marzo estaba de 6 semanas y que no se escuchaba el latido todavia.( edad gestacional basada en las medidas de la eco)

Según mi calendario ese día estaría de 8 semanas y 4 días, por lo que mi preocupación es si ya es más pequeño de lo que debería y no está creciendo por los efectos de los anticonceptivos.


No me cuadran las fechas

Hasta dentro de un mes, no sabré nada más... y si me dieran la mala noticia de que no tiene latido o viene con anomalías, estaría ya de 16 semanas en mi calendario. Fecha límite para el aborto legal.
Fecha en la que seguramente ya no es posible un aborto farmacológico y tendría que pasar por quirófano. Sólo imaginarlo me aterra.  Me sobrecoge tener que pasar por todo esto y empezar a notarme la barriga para luego salir del paritorio sin mi bebé. Esta sensación me sobrecoge todo tiempo.

Empiezo a  sentirme muy hinchada y no me abrocho los pantalones. Para dentro de un mes seguro que el embarazo es evidente porque estaré de 4 meses prácticamente y yo no tengo una complexión delgada.

El impacto emocional que me causa todo esto es brutal, sin nombrar que no lo hemos dicho todavía a nadie porque no soportaría recibir felicitaciones para después tener que dar explicaciones en caso de que no siga adelante.

LLevar esto adelante sin hacerme ilusiones, es muy muy difícil. Sólo tengo ganas de llorar cuando lo pienso...

Por el embarazo en sí, no noto nada. Ni vómitos, ni molestias de ninguna clase. Solamente que por las tardes me siento más hinchada y cansada  . Nada que ver con mi primer embarazo. Pero eso no tiene porqué ser malo, verdad? Estoy cansada de leer que cada embarazo es un mundo.

Intento seguir con mi rutina diaria para no pensar en ello , aunque he reducido el ritmo de mis entrenamientos drásticamente en cuando a tiempo y esfuerzo. Y si puedo caminar mejor que correr, no quiero arriesgarme de ningún modo.

He programado esta entrada así como todas las siguientes, porque nos parece lo más sensato mantener esto de forma privada hasta tener más información. Así que se publicarán a destiempo.  Deseadme suerte!

Como encajar una noticia que no te esperas.

Tenía esto guardado para cuando, por fin llegara un buen momento para contarlo. Ha sido difícil de digerir, quizás porque las cosas que más quieres a veces llegan en el momento más inoportuno.

A lo mejor, ni siquiera hay un momento idóneo, sino que  estamos preparados para encajar las noticias... o no lo estamos.


Diciembre

En diciembre de 2017, acudí a mi médico en revisión a mi hipertensión, y tras mucho esfuerzo eliminando la sal de mi manera de cocinar, comiendo más fruta,  bebiendo más agua, y saliendo a correr como hago habitualmente, conseguí estabilizar mi tensión a unos niveles más o menos normales.
Esto quiere decir, que mi médico aceptó mi petición de dejar unas pastillas por un tiempo, a ver si conseguía siguiendo un hábito saludable, mantener los mismos niveles o incluso bajarlos.
Es dificil que con el nivel de estrés  de la rutina diaria  pueda mantenerlo a raya, pero me viene muy bien salir a correr tres veces para al menos contrarestar la acumulación de todo el día.

Bien, diciembre sin pastillas y con la navidad a la vuelta de la esquina, la menda aumentó 5 kilos. Si las pastillas hicieron que eliminara la retención de liquidos, era evidente que tendría efecto yoyó. Aún así mi tensión se mantuvo todo diciembre.

Febrero

A pricipio de febrero , tuve otra revisión. Le dije mi aumento de peso, y que me sentía super cansada desde hacía un mes. Me estaba preparando un carrera de 15 kilómetros con mucha ilusión y no sabía si el sobreesfuerzo tenia el efecto contrario y ralentizaba mi ritmo de carrera. Y los cinco kilos de más , pese a hacer más ejercicio , no se iban.

En serio, cansacio a todas horas. Es más, yo no soy de hacer siesta y necesitaba después de comer sentarme diez minutos en el sofá antes de volver al trabajo.

Me pidió una analítica para descartar tiroides. Me obsesioné un poco hasta tener los resultados y a la semana volví al médico, que me dijo que todo estaba perfecto pero para descartar alguna anomalía me pidió un electro y unas placas de tórax . Dijo que deberiamos hacernos estas pruebas todos los corredores antes de empezar a hacer un ritmo de carreras habitual.

Durante los tres primeros meses del año, he seguido con mis carreras, más o menos domingo sí domingo no, tengo una. Y Conseguí mi terminar mi segunda 15 k en Valencia , pero con 5 minutos por encima de mi tiempo normal.
Me sentí frustada, porque estaba haciendo bien mis entrenamientos.

salida de la carrera
Marzo

El domingo 4 de marzo, mi equipo , con mucho esfuerzo preparó la carrera de la Mujer, en beneficio de la asociación para el cancer, en mi ciudad Ontinyent. Fué todo un éxito.

Una semana frenética, entre entrenamientos, preparación de la bolsa de corredoras, voluntariado en la recogida de dorsales y la misma rutina de trabajo y familia.   Los que os tengo por facebook, habreis visto que me lo pasé en grande prepárandolo todo.

en plena cuesta 
Así que cuando , ese domingo durante la carrera me mareé en un par de ocasiones, pensé que era porque no habia desayunado lo suficiente por los nervios, y por el estrés de toda la semana.
No le dí importancia, disfruté del evento al máximo con todos mis compañer@s de equipo y la gente que asistió.


La primera semana de Marzo tuve el electro y salió todo estupendo. Tenía cita al jueves próximo, 8 de marzo, para las placas de tórax.

El día anterior, miércoles, cada vez que levantaba del sofá o un silla tenía como unos pinchazos fuertes en la zona  bajo vientre.

De repente , tuve un presentimiento de que algo iba mal. En serio, me asusté, pensé que quizás estaba obviando señales de mi cuerpo.  Pasé la noche con pesadillas,  que si tenia cáncer mezclado con zombis y el apocalipsis del mundo con dinosaurios invadiendo mi ciudad. ( Yo es que cuando tengo pesadillas las tengo a lo grande.)

Ese jueves, volví a tener pinchazos fuertes al levantarme del sofá y me fuí a urgencias.
Estaba asustada. No esperé , ni avisé a mi espartano, porque no quería asustarle. Llegué a urgencias y me subieron  en seguida a primera planta con el ginecólogo de guardia.

Me sorprendió que me hiciera una eco vaginal, pero claro si  los pinchazos venian de bajo vientre tenían su lógica.

Estaba en lo peor, creía al 99% que me iba a decir que tenía un quiste , cancer, una mancha.... y tardó siglos en decir algo , mientras miraba fijamente la pantalla.

Cogió aire, me dijo que tenía que repetir para asegurarse. Me hizo muchas preguntas, y entre ellas me dijo que desde cuando llevaba el anillo nuvaring puesto.

Le dije que era mi método anticonceptivo habitual , antes de tener  a mi peque y luego lo seguí usando por su comodidad.

Miró la pantalla una vez más, y me dijo que tenía algo que enseñarme. Empecé a temblar, y pensé... -

-Sé fuerte, si es un quiste, oye se opera y punto. Si es cancer, se trata y a luchar .- y por un momento me imaginé en la carrera de la mujer del año que viene con mi pañuelo, en mi ciudad,  abanderando la lucha , como tantas otra mujeres fuertes y valientes...

-Estás de 6 o 7 semanas según el tamaño , pero no escucho latido. 

Esas fueron las palabras que me devolvieron a la realidad. Y me quedé allí conteniendo el aire .

#VDLN Nena daconte




Prometo guardarte en el fondo de mi corazón,
prometo acordarme siempre de aquel marzo, 
prometo encender en tu dia especial una vela y soplarla por ti
prometo no olvidarlo nunca
...
tenia tanto que darte, tantas cosas que contarte
tenia tanto amor guardado para ti....
...
Camino despacio pensando volver hacia atrás
no puedo, en la vida en las cosas suceden, no mas
aun pregunto en que parte de tu destino se quedo conmigo,
pregunto que parte se quedó por el camino...
....
tenía tanto que  a veces maldigo mi suerte , 
 a veces la maldigo por no seguir contigo....



....
En qué estrella estará, para cuidar de él. 
Me pasaré la vida sin dormir. 
En qué estrella estará mi dulce corazón, 
por qué me roba la vida y la razón. 
Dime quién vendrá a ocupar su lugar, 
por qué mis sueños se rompen de golpe. 


...



Laberinto casa Tapena, Onil.





LABERINTO CASA TÁPENA , ONIL 


Si estás pensando en ir a un lugar original y familiar , lo tienes en Onil, Alicante. Nosotros hemos ido varias veces y es precioso.

Si teneis tiempo además puedes encontrar el Museo de la MuñecaPalacio del Marques de Dos Aguas, ermita de Santa Ana entre muchas otras cosas. 




ES un área recreativa que cuenta con kiosco, zona de barbacoa, mesa y bancos de piedras, zona infantil, zona de juegos y bar.

Además en el mismo espacio, puedes aparcar el coche bajo la sombra de los pinos ya  pocos metros está la zona recreativa Cercada y sin ningún peligro.

Se puede ir con los carritos de los peques sin problemas. Lo que no puedo asegurar es si pueden entrar animales pero más abajo os dejo el telefono y dirección para preguntar.

Nosotros hemos ido varias veces y en distintas estaciones del año y se está de maravilla. Los baños están abiertos ( y siempre limpios) por lo que apetece pasar el día con tranquilidad ya que tienes todo dispuesto.

En nuestro caso nos hemos llevado siempre la comida, pero vimos como la gente utililiza sin problemas la zona de la barbacoa.

Añadir que es de los pocos sitios donde siempre está todo impecable y súper cuidado.

Por zonas 


Está dividido como en cuatro zonas,

    La parte baja está la zona de aparcar y el área recreativa con la barbacoa, los baños y una pequeña zona infantil .

    Subes unos escalones y encuentras la segunda zona en la que hay bajo una especie de porche alargado  , asientos y mesas de madera.

    Al fondo y bajo los pinos hay mesas y bancos de piedra. Y frente a ellos una zona infantil/ juvenil con suelo de caucho. 

    Si el acceso por escaleras es imposible, muy cerca está otro acceso a las diferentes zonas, por si la silla de ruedas o carros grandes.

    Tras otros escalones, hay la zona más original donde encontramos el laberinto y unos jardines que los rodean.
    Además hay un juego de intercomunicación y un estanque.

    Ni qué decir que la primera vez nos perdimos , nos entró la risa tonta no encontrabamos la salida. Mi suegra por lado,  Jaume asomando la cabeza entre los cedros y los adultos picandonos a ver quien encontraba el centro.

    La siguientes veces, ya era en plan, "soy un experto " y paseabas sin la angustia de perderte. Más que nada porque le haces a foto al cartel de la entrada para ver como llegar y salir.

    Finalmente hay como una masía y rodeandola unos jardines mediterraneos preciosos. 
    Un embalse, caminos de piedra y una zona de cultivo mediterranea  culminan este parage natural . 

    Nuestra sorpresa es que en todo el recorrido de los jardines te encuentras con los nombres de cada árbol y planta. Genial para ir con los niños, familia o amigos.

    Si le dais a la imagen para agrandarla poder ver lo bonito que es.

    No quería cargar el post con demasiadas fotos pero es que cuando empiezas es imposible parar, la natulareza siempre es bella!!


     DirecciónPartida de Favanella, s/n, 03430 Onil, Alicante
    Horario
    jueves
    (Jueves Santo)
    9:00–14:00
    El horario podría cambiar
    viernes
    (Viernes Santo)
    9:00–14:00
    El horario podría cambiar
    sábado9:00–20:00
    domingo9:00–20:00
    lunes
    (Lunes de Pascua)
    9:00–14:00
    El horario podría cambiar
    martes9:00–14:00
    miércoles9:00–14:00
    Teléfono965 10 74 00  




    #MIERCOLES MUDO


     QUE BONITA ES LA PRIMAVERA ( Onil) 

    l #MiércolesMudo es un carnaval de blogs iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y retomado desde febrero de 2018 por La Mamarazzi. Participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto, que no necesite explicación, aunque si lo deseas, puedes incluir una breve descripción, alguna anécdota relacionada con la foto, o simplemente un título. Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Las fotos que participen deben ser aptas para todos los públicos. No se permiten fotos con contenidos racistas y/o discriminatorias.
    Tienes todo el miércoles para participar. No olvides compartirlo en RRSS con el hashtag #MiércolesMudo. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.
    Pincha en el recuadro azul para participar y conocer a todos los participantes de este carnaval.

    Espatarrarse

    El otro día, mi compañera de trabajo, se quedaba perpleja y haciendo mala cara, de esas que pone ella en desaprobación o con palabras escadalosamente subidas de tono, al escuchar espatarrarse.

    Le insistimos que aquí se utiliza cuando te dejas caer en el sofá , o en el suelo con las piernas abiertas, pero sin motivo sexual de ningún tipo. Y es que nos separan unos kilómetros desde nuestras respectivas poblaciones y hay muchas palabras que se emplean de forma distinta.

    Ella dijo que por mi zona tenemos un lenguaje muy raro y se quedó mosca. Y nosotros ya tuvimos coña para el resto de la tarde.
    Bueno pues  mi gata Ona , me ha servido ( pillandola  in fraganti ) con la pose que hace referencia a la palabra "espatarrarse".

    Creo que es lo suficientemente esplícita la imagen. Ahí lo dejo. Saquen conclusiones.




    Elmo y Coco , manualidad día del padre

    Hacia tiempo que no publicaba manualidades, verdad? 
    Lo normal es que las  hacemos y no tengo el móvil cerca para echar fotos... pero la que tenemos preparada para el día del padre ya está hecha!

    Se me ha quedado más o menos decente , así que aprovecharé para hacer un taller infantil en el trabajo de lo mismo.

    Hemos pasado un par de meses en casa algo moviditos. ya os contaré, tengo los post en borrador, me falta algo de tiempo para editarlos.  Pero por el momento os dejo con nuestra manualidad , super sencilla y rápida para hacer un pequeño regalo.

    La que nos quedaremos para casa, irá acompañada de un cartelito que ponga "Te quiero papa" para que se lo pueda colgar de llavero o para el coche.

    Como tengo lana de colores, bueno en realidad tengo un arsenal de manualidaes que ni una tienda... así que me imagino, que esta tarde caerán más muñecos y les haremos piernas y brazos.   Tengo  al peque pachuchillo y con fiebre y esto le ha divertido y despejado un poco.

    Os dejo el paso a paso a ver is os animais!!






    15 cosas que llevar en la bolsa del hospital


    ¿Qué debemos llevar en la bolsa del hospital público?
    Con el tiempo, me dí cuenta de que me sobraban la mitad de las cosas que me llevé. Así como el hecho de dejarlo todo bien separado y aún así fué un caos.
    Yo no me podía levantar y le pedía  la gente las cosas , la gente lo sacaba tooooodo y volvían a meter las cosas más emburuñadas todavía.

    Eso que dejé una bolsa de aseo , una bosa para el bebé y otra bolsa con mi ropa y zapatos.
    Sí que tuviera que pasar ahora por ese momento, dejaría un manual de uso de como ir sacando las cosas sin necesidad de que vaya desorganizándose todo.

    NOTA; El mismo bolso que luego usaremos en el carrito, caben las cosas para el bebé, que ya os digo yo que necesitar...  necesita lo mínimo.  
    BOLSA PARA LA MADRE
    1. Lleva ropa cómoda, como algún vestido de tirantes cortito, kimono, camisola... algo que te permita despelotarte en cualquier momento . Aunque si vas con tiempo, te prepararán y darán la bata del hospital.
    2. Antifaz por si te molesta la luz y necesitas dormir de día y tapones para los oídos, por las posibles visitas con poca consideración que puedas tener si compartes habitación.  
    3. Zapatillas de andar por casa yo hubiera agradecido los peucos para la noche por ser invierno. Se me helaban los dedos de los pies y ya no podía dormir.
    4. Bolsa de aseo cepillo de dientes, cepillo del pelo, crema, cacao de labios...  yo no utilicé desodorante porque no me pareció apropiado para el bebé. Alguna toalla de casa cómoda y grande  para la ducha después del parto y el secador de pelo me vino muy bien. El de allí tenia poca potencia y no podía, ni tenia ganas, de estar de pie tanto tiempo para secarme el pelo . 
    5. Un turbante y unas gomas para el pelo. En aquel momento tenía el pelo largo y creo que ni me lo cepille en los dos días que estuve en el hospital. Me dolía la cabeza horrores.
    6. Una mantita o dos , de las que no  pesan. Recuerdo que la calefacción estaba muy alta, en noviembre, pero a ratos tenia frio y las mantas pesaban mucho y se me caían de la cama.
    7. La cartilla embarazo , SIP y plan de parto  (algo que desgraciadamente aprendí después) . Si lo llevas en una carpetita, mejor trae una grande para los papeles que te dan en el hospital. No son muchos, pero si está todo en orden al llegar a casa lo agradecerás, que bastante tendrás con la emoción de volver a acostarte en tu cama .  
    8. Discos y el sujetador de lactancia, aceite, pezoneras...
    9. Braguitas desechables, o de las baratitas de algodón. Intentar recuperarlas es casi misión imposible. 
    10. Compresas de algodón post-parto. No te asustes, no vuelves a los noventa son así de gordas. Me impresionaron cuando las ví, creía que volvía a mi niñez cuando las primeras compresas!!
    11. Chanclas para la ducha o la dilatación.
    12. El cargador del móvil, porque el móvil seguro que lo llevas en la mano o cerca. Nosotros nos llevamos también  la cámara de video y con los nervios el padre de la criatura se la dejó en la sala de espera
    13.  Aunque hoy en día en el móvil nos vale para todo, en aquel momento hubiera agradecido llevarme un mp3 y mis cascos para no escuchar a nadie. y estar relajada. Sobretodo las primeras es interminables horas en las que le dí pecho y me dolía muchísimo.
    14. Agua y algo para comer que no se estropee durante un día o dos. Como dátiles, plátanos, galletas, batidos, frutos secos, rosquilletas. Quizás no te apetezca durante el día del parto, pero si todo va bien te entrará hambre al día siguiente. Mi hermana me trajo media barra de pan con nocilla y desapareció en menos de cinco minutos. Mi hambre era descomunal.
    15. Dinero suelto, para las máquinas de comida y refrescos ,por si acaso 

                 
    BOLSA PARA EL BEBÉ

    1. la ropa del bebé con la que vaya a salir del hospital y una muda. Fue una sorpresa que nuestro bebé fuera tan grande y menos mal que me llevé la talla siguiente . Porque la talla cero se quedó por estrenar. SI tuviera que elegir ahora pasaría de los bodys entero y optaría por el pijama de dos piezas. Al principio era muy patosa y lo cambiaba temblorosa por si le doblaba algo sin querer.
    2. Si prefieres pañales de tela o comprados pero en los hospitales públicos os facilitan de todo. Y las mismas enfermeras te dejan pañales de más.
    3. Gorro para la cabeza. Aunque en el público ya le ponen uno.

    Ya está.

    Todo lo demás cuando llegues a casa ya con tranquilidad , vais acomodando rutinas. Le cortas las uñas si las tiene largas, le bañas, te acostumbras a cambiarlo, te exploras a ti misma, te familiarizas con la nueva etapa y con los cambios brutales que ha tenido y tendrá todavía tu cuerpo.

     Tuvimos la suerte de tener muchos amigos farmacéuticos que nos hicieron canastillas súper aprovechables con productos que no se me hubiera ocurrido comprar. Como geles sin alcohol, cremas suaves, la para limpiarle el ombligo, esponjas, pañales, cepillos suaves, pezoneras, discos de lactancia, aceites para mi... vamos súper completo. !
    Resultó tener la piel atópica, así que todas las cremas que me regalaron me fueron estupendas.
    Tened en cuenta que la silla del coche debería estar montada, así como tener el carrito o un foulard porta bebé a mano, y la bolsa de maternidad y bebé listos con antelación.
    Lo del carrito del coche , es para no desesperaros a ultima hora. Con las prisas todo sale del revés.
    ¿Añadiríais alguna cosas que os vino bien a vosotro

    bañera o tummy tub


          BAÑERA    O  TUMMY TUB


    Tengo la gran suerte de contar con mis dos hermanas para que me echaran una mano y sobretodo para que me prestaran cosas.

    Cuando nació mi hijo , el momento baño me estresaba mucho. Sobretodo cuando era una urgencia por que se había ensuciado y tenía el pañal llenísimo. Me decían, pero si es un momento, ya le cogerás el ritmo...

    Pero entre calentar la habitación, porque era invierno, preparar las cosas y tenerlo al brazo llorando yo me desesperaba por sentirme tan patosa.

    Además a mí, se me escurría en la bañera. Da igual que pusiera un cojín para el agua o antideslizantes. Era como una gelatina.
    Mi hermana pequeña me prestó una bañera plegable con cambiador. No tenia suficientes manos para cogerlo , buscar alguna esponja , gel,  la toalla y darle la vuelta al cambiador. Imposible para una novata. Además lloraba porque le entraba agua en las orejas al moverse y por muy rápido que intentaba ir, era una odisea.  De relax nada. Nos estresábamos mucho los dos. Pasaban las semanas y la cosa no mejoraba, aprovechaba que alguien me hacia la visita para pedirle que me ayudara con la toalla o alguna cosa.


    Sin embargo cuando mi hermana mayor me  prestó el Tummy -Tub, me sentí menos torpe.
    Con solo una mano, dejando que la cabecita se apoye en mi mano, podía disponer de la otra para coger las cosas. El está en posición fetal y el agua no le roza las orejas y por lo tanto los baños se convirtieron en algo placentero. Dejó de llorar y se sentía cómodo.


    Además lo podía apoyar sobre el bidé y yo sentarme en un taburete y estar cómoda para disfrutar del momento.

    El Tummy Tub está hecho de una material plástico , semitransparente y con los cantos redondeados

    Está indicado para bebés entre 0-9 meses pero Jaume era tan grande que se le quedó pequeño en seguida. (en amazon cuesta unos 20-25€)

    Así que a pesar de que lo guardé en seguida, si tuviera que elegir me quedo si lugar a dudas con el Tummy Tub para los primeros meses.

    Supongo que ahora existirán más marcas y tamaños pero en el 2010 me vino genial.  ¿ lo habéis utilizado? Os gustó?

    cuando el cuerpo está bajo mínimos

    La verdad es que enero ha sido un mes difícil. Me he encontrado bajo mínimos y esta sensación me ha acompañado todo febrero .

    Me he estado preparando una carrera de 15km que tenía para el 16 de febrero, y el entrenamiento me dejaba super cansada. Pero hasta el punto, que al dia siguiente me sentía fatal hasta media mañana.

    Total, que fué resfriarme un poco, tener anginas y con esa excusa, además de 40 de fiebre,  fuí al médico.
    le conté que además de las anginas y encontrarme fatal ese día, llevaba todo el mes con pinchazos bajo vientre al levantarme, engordar unos kilos sobre estar entrenando, tenía algún mareo, fatiga, ... y con eso fué suficiente para que mi médico me dijera que sin que me preocupara , ni rebuscara por internet, ibamos a hacer pruebas para ver si tengo tiroides. 

    Me sentó mal, fatal, como un jarro de agua fría. 

    Después de pasar unos meses esforzandome al máximo para controlar mi hipertensión, para por fin este mes dejar las pastillas... y ahora empezaré de nuevo con otras??!Con lo poco que me gustan!!!

    De todas maneras voy a no pensarlo demasiado, reducir mi entrenamiento y esperar a las pruebas y sus resultados. A veces , busco tanta informacion por internet que me saturo. A vosotros os pasa igual?

    Así que simplemente voy a  dejar pasar los días sin pensar en lo cansada que estoy y el sueño que tengo  todas horas, la semana se me hace interminable!
    Menos mal que este año tengo vacaciones en febrero y descansaré hasta las pruebas. Deseadme suerte!




    Mandalas para colorear niños 6-8 años




    Un día nos fuimos a casa de un amiguete a merendar , su madre y yo somos amigos y los peques nacieron el mismo día. 

    El caso, es que Jaume queria llevarle algo a su amigo, y se me ocurrió imprimir unos mandalas para uqe colorearan. (Por cierto los saqué de mandalas para colorear)

    NO tenia esperanza aguna a que eso ocurriera mientras las madres estabamos de charreta, pero para nuestra sorpresa se sentaron , escamapron todos los colores y pintaron un mandala cada uno. 
    Tengo que reconocer que el otro niño coordinaba colores y secuencias de una manera que me dejó maravillada. 

    Pensé que en casa no pintábamos desde hacia tiempo, así que me imprimí algunos más para hacer él y yo alguna tarde. las veces que nos hemos sentado hice el paripé de poner un par de velitas aromáticas, nos pusimos una cinta en la frente y música relajante de fondo. Le hizo mucha gracia toda la parafernalia y la media de tiempo es de una media hora. Más es pedirle demasiado. Como nunca los caba de una tanda , nos queda para otra tarde. Y así las tarde de invierno tienen un toque desestresante. 

    El otro día después de pintar unas caretas para carnaval, me sacó los mandalas  y salió con un turbante en la cabeza. ¿que mamá , hacemos eso de las velas una rato? 

    Y es que cualquier cosa que les haga romper con la rutina, y pasar tiempo con sus padres....les encanta! 


    Los dejo aqui por si alguna tarde os apetece estar en modo relax.