div id='fb-root'/>

lunes, 4 de mayo de 2015

el montón de los imposibles

Tenía que llegar el día. Yo sabía que en algún momento tendría que enfrentarme a ello, sacar las cajas mirarlas y ... dejarlas en su sitio.

Y es que la ropa de verano del año anterior, guardada encoge.  Es lo que hay.

Allí estaba yo, con música de fondo para hacerlo más llevadero; Frente a mí tenía el montón de la ropa que me cabe y el montón de los imposibles.

-Buaff, este año me la pongo, pero lo mismo dije el año pasado y el otro. 
Así que en un arrebato dije -se acabó, fuera sufrir!

Y bajé al contenedor y deposité con todo el dolor de mi alma 3 bolsas llena de ropa.
Estoy segura que si la hubiera mirado un segundo más estaría guardada en el altillo otra vez.

En fin, ahora toca otro suplicio para mí , ir de compras. Odio ir de compras. Pero peor es mentirse a uno mismo. Hay que sacar valor!!


7 comentarios:

  1. ¡Bravo! Hay que echarle huevos porque la posibilidad siempre está ahí...
    Yo tenía algunas cosas de cuando tenía 18 años y hace dos, con 25, me las pude volver a poner. Mi propósito es este año también ponérmelo. Eso sí, había muchas que nanai de la china y al contenedor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi armario estaba lleno de las de nanai de la china , snif, ssnif....

      Eliminar
  2. Tengo miedo de probarme la ropa del verano pasado. Mucho miedo. Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando lo hagas abre sólo un ojo. A veces funciona . besossss

      Eliminar
  3. Yo también lo he vivido. Bolsas y bolsas llenas de ropa al contenedor. Ropa bonita y casi nueva que ejem ejem ha encogido :_(

    Ánimo con las compras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya ves lo que son las cosas, los armarios de hoy en día encogen la ropa y tiene que ser cierto porque con la de los peques pasa igual. jejjeje

      Eliminar
  4. Hola. me siento identificada con tu reacción... el año pasado casi me quedé sin armario... penita me daba regalar la ropa pero era ya imposible tenerla ocupando espacio si sabía que no me valdría... ya no me podía engañar más... ahora te toca renovar el vestuario. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar

me encantará saber tu opinión...