div id='fb-root'/>

martes, 21 de junio de 2016

de como unas vacaciones te liberan

Hoy me apetece contar como unas vacaciones te liberan. Así a bocajarro.

Quizás porque las venia necesitando desde el año pasado, he pasado siete míseros días tan felices, que me han parecido quince. Ni yo me lo creo.

Y no es que haya podido hacer todo lo que tenia pensado, que vaaaaa, eso nunca pasa en unas vacaciones. Peeeeero si que me he dado cuenta de lo estresada que vivía, de lo que pensaba que podía soportar, y sin embargo necesitaba soltar.

He podido tener una mañana, para pensar en mí. Para pasear café en mano, con el gato entre los pies, y ver habitación por habitación de mi casa. Que cutre tia, no? Pues sí, pero ha sido como el despertar.

Empecé a vaciar armarios, y me di cuenta de la cantidad de cosas que guardo " para cuando tenga tiempo." Y con varias bolsas lo llevé al contenedor.

Ý así por todas las habitaciones, con ropa, menaje, copas, trastos, libros, cosas para reciclar, manualidades, ropa para coser... todo aquello que sé que no voy a dedicarle tiempo.

Escaparnos unos días, y hacer la maleta con lo imprescindible también me ha ayudado a ver que no necesitamos mucho para vivir. Que almacenamos cosas, sentimientos y momentos que nunca van a volver.  Hay que dejar espacio para  lo nuevo.

Porque tenemos que albergar la esperanza de que algo bonito está por venir.

Sí parece que voy fumá, pero es que me han sentado bien las mini-vacaciones!!!

3 comentarios:

  1. Oye que la fumada haya sido buena y que te dure mucho tiempo.
    Tirar y liberarse está muy bien, una tarea pendiente para mí, me cuesta tanto que intento acumular lo mínimo posible.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues me alegro de que las hayas disfrutado!!! Mi madre también es muy fan de tirarlo todo y dejar sitio a lo nuevo. Ella dice que está en una etapa de desprendimiento. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues que rule que todos lo necesitamos jejeje

    ResponderEliminar

me encantará saber tu opinión...