div id='fb-root'/>

domingo, 17 de julio de 2016

Iberian Race Ontinyent



 

Chunga es poco. Pero fué una maravilla de 12 km y 21 obstaculos que tenia que vivir.


Empujada y animada por mi compañera Cris, nos apuntamos a la Iberian Race que se celabraba en julio.
Sí, nos plantamos en el día en que acojonada salí de casa con lo puesto pensando en donde me había metido.

Pensé que el calor podría conmigo, porque a las 9 de la mañana el sol picaba con fuerza, pero pasamos por EL POU CLAR, fantastico paraje natural que tenemos Ontinyent, donde se hicieron un par de pruebas en el agua y ya el resto de la carrera fué más fresquito, pero no menos duro.
Correr 12 kilometros no era problema, pero sortear los obstaculos fué durísimo.

Sólo quiero resumir esta experiencia como algo que pensaba que yo nunca haría.... y mira, tengo una medalla de finisher y unas fotos increibles de ese día.

La satisfacción de acabar un reto, es mucho mayor de lo que imaginaba. Pero si saco una conclusión, es que sin duda alguna, los retos se llevan mejor con buena compañía.

El compañerismo es algo fundamental en las relaciones, ya sean amistosas, de trabajo, o inclusos familiares.

La capacidad de empatizar es algo que TODOS deberían grabarse a fuego en la mente.
Recuerdo que durante la carrera, en algunos obstaculos, nos tendian la mano con una sonrisa, "vamos que tú puedes" , y eso te hacía sacar fuerzas de donde creías que no te quedaban, porque creían en tí sin conocerte. "Ya has llegado hasta aquí, no? Vamos!! !!  Y una adrenalina se deslizaba por mi cuerpo empujandome a seguir., a saltar, a tirarme, a correr ... Y así funciona todo en realidad.

Cuando empatizas con otra persona porque eres capaz de ver su situación, las cosas fluyen mucho mejor. Y cuando creen en ti, y tú también, ya es la bomba.




Lo que menos me gustó fué que a pesar de que mi genial compañera me animó todo el recorrido, cuando llegamos a meta y me encontré con la última prueba... me dió un patatús. Subir en cuerda y tirarme a seis metros de altura y para caer en una piscina de barro.

Lo que más me gustó fué ver a mi espartanito esperandome para correr un trozo, levantó la cinta, echó a correr hacia mí buscando mi mano y dijo " vamos mamá"... su vocecita hizo que me flaquearan las piernas!!




2 comentarios:

  1. 12k? en cuantos días? jejeje estáis muy fuertes madre mía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaja hay que ponerse retos! Que no te digo que el siguiente sea verme una serie del tirón... por retos variado que no sea!!

      Eliminar

me encantará saber tu opinión...