div id='fb-root'/>

jueves, 9 de febrero de 2017

Mi chicarrón. Cambios emocionales a los seis años.





Qué difícil es manejar las emociones! Y más si tienes seis años.
 
Su intimidad es una de las cosas que todavía no esperábamos. 
Se cierra la puerta de su habitación, más que sea para jugar o sacarse un moco. Quién sabe.
 
Si puede ser, y no tenemos prisa, de dejo un ratito en la bañera.
El caso es que su hora del baño, a puerta cerrada por supuesto, es más bien explorativa. Igual juega que se queda flotando relajado mientras se nota el pelo removerse en el agua. (Porque yo ya no quepo que si no.... haría lo mismo.)
Incluso en el baño es más independiente. A los quince minutos cuanto entro ya está cambiado , se ha puesto la crema y está secandose el pelo. Lo flipo.
 
Ya no tiene tanto miedo a la oscuridad y hemos prescindido de la luz quitamiedo. Aunque yo la sigo dejando en el pasillo, para no pisar a la gata si me levanto a media noche. Bueno, y porque cuando veo walking dead, os juro que veo zombis por todas partes.

Se aprecian sus gustos y  no los de los padres o el alrededor. Por ejemplo en la comida. Le encantan las verduras...pero por separado. Le encanta el ketchup y el queso rallado se lo pondría a todo.Tiene su color favorito, su camiseta preferida.... aunque tengo que destacar que Jaume no es un niño con muchas manías y se suele adaptar a lo que podemos ofrecerle.

Le da importancia a quienes le manifiestan cariño o interés por sus actividades. El otro día fuimos a comer a casa de unos antiguos vecinos, y todos los días me pregunta cuando volvemos. AL peluquero le ha hecho un dibujo... en fin, que por el momento es agradecido con quienes lo son con él.

Necesita mimos, y le gusta tanto recibir caricias como sentir que sus caricias son lo más de lo más.Que evidentemente lo son.
Parece que necesita demostrar quién és, y su poderío varonil. 

En casa, algún día si cenamos sobre las 9 y algo, vemos un poco lo de firs dates. Aunque hay mucho teatro y no es el más adecuado para él, en parte, es una ventana a un mundo desconocido . 
La mayoria de veces sale gente rarisima que, al menos yo, no suelo cruzarme en mi día a día.  Incluso algo tan sencillo como ver gente de otras razas, hablando castellano, a él le asombra. está descubriendo que existe mucha más gente que no es su casa, ni su pueblo, ni su colegio, ni sus amigos... todavia hay más gente! Y con toda la inocencia del mundo se sorprende cuando escucha un nuevo país y otras costumbres. Me mira como pensando que le estoy tomando el pelo.

Le ha servido este programa en concreto,  para ver como algo normal, por ejemplo,  las parejas homosexuales y a su vez  nos ha servido para entablar conversaciones con él de manera abiertamente. 
 
Hemos expresado lo que sentimos al ver a los demás y de qué manera queremos eso para nosotros o no. Como hablar diciendo tacos, o cómo se visten ...en fin, generalizando.

A veces me asombra, porque yo no veo más que un niño, pero su cabecita entiende y normaliza muchas más cosas de las que pensamos.
Algun vez le hemos preguntado si le gusta alguna chica de su clase y se sonroja, tampoco insistimos pero ese tipo de verguenza nos hace mucha gracia. 

Lo que me viene al punto de que en la escuela desarrolla una vida social ajena a los vinculos familiares.

Se despierta la necesidad de tener amigos: no se queja tanto de los demás, comparte sus pertenencias y es más leal con el grupo. Después de experimentar con cinco años que papel juega en su círculo, creemos que ya sabemos por donde van los tiros ahora con un año más.


Así que a grandes rasgos, las palabras que acompañan estos cambios emocionales serían;
Independencia, verguenza, curiosidad, intimidad.

Mi chicarrón de seis años... es tranquilo, independiente, payasete y cariñoso.

4 comentarios:

  1. Que bonito es poder vivir junto a él todos esos nuevos descubrimientos.
    Me hace especial gracia que se sorprenda de que existen otros países y otras gentes. Yo de pequeño recuerdo que le decía a mi madre que menuda suerte nacer en España, porque todo lo que veía en las noticias de otros países eran siempre desgracias jajaja ¡Que inocente era! jajaj
    Bess

    ResponderEliminar
  2. Madre mía!!! Pues a mí me parece madurísimo para su edad. Aquí el de siete solo cierra la puerta para idear planes maquiavélicos, no se viste sólo ni por equivocación, necesita que le vayas dando las instrucciones (Daniel, el pantalón, Daniel, los calcetines...¡¡¡Todavía estás así?!!! Frustrante, muy frustrante. Y sigue con los miedos. Resulta que un ser maligno viven en mi habitación y le da miedo pasar por delante. Y ahora a mí también ainsss Vaya tela.

    Me encanta Jaume. Es un amorrr

    ResponderEliminar
  3. Es un pasote ir viendo cómo evolucionan... de las mejores cosas de esto de ser padres. ;)
    Muas!

    ResponderEliminar

me encantará saber tu opinión...