Castillo de Santa Barbara, Alicante



Visitar el Castillo de Santa Barbara , en Alicante siempre es un privilegio. 
Nosotros disfrutamos mucho , nos faltaron horas para hacernos fotos por todos los rincones.  
Cuando fuimos , justo había una exposición con los emblemas de los apellidos, y con vasillas que habían sido encontradas o desenterradas no sé donde. ya invesitgaré. ( Intentando que Jaume no tocara nada, ya tenia bastante,. )
En el exterior habia soldados de hierro oxidado como protegiendo y batallando. Jaume iba buscandolos , era una odisea que no se nos adelantara demasiado para buscarlos todos. 
En la hora del almuerzo , paramos por un kiosco que hay en el interior y sacamos unos bocadillor frente al muirador. Os diré lo que tardaron en aparecer gaviotas y pajaritos.... 3 segundos!! 
Acabamos pronto, porque al principio hacían gracia, pero luego se quedaban mirando fijamente al bocadillo y temia por su integridad antes de dar bocado.
De verdad que nos faltó tiempo para verlo bien, porque además nos llevamos a mi suegra y ibamos a ritmo tortuga. Cuando nos dimos cuenta el peque queria comer y teniamos que ir al coche a por una super tortilla de patatas , así que abandonamos el castillo con la promesa de volver. 
  
Muy cerca habia una zona de merenderos, y sacamos los trastos en una mesa de madera ,  rodeados de árboles y sombra. Nos faltó echarnos la siesta, pero como nos quedaban dos horitas de coche para casa , nos volvimos pronto.








2 comentarios:

me encantará saber tu opinión...