domingo, 7 de octubre de 2018

Entre mis brazos




Esta semana estarías entre mis brazos. 
y yo hubiera renacido otra vez contigo. 


Pero la vida nos da constantemente lecciones. Nos dice sin que lo sepamos conscientemente, que todavía no es el momento, que todo sucede por algo y que hay una rueda que sigue su curso. 

Esta semana he respirado hondo y he sonreído. Te fuiste amado. Lo sabes.  

Te fuiste con un suspiro, nadando entre mis entrañas. 


Aun no soy capaz de despedirme, y realmente no sé cuando voy a poder hacerlo. Porque te sueño, mi imaginación de recuerda y te construye estos días en que hubieras estado entre mis brazos.

Ya no hay lágrimas de dolor, ahora son distintas... son de anhelo.

Un día cualquiera de primeros de octubre, hubieras estado entre mis brazos y yo,  hubiera renacido otra vez contigo. Porque la explosión de vida que sientes con cada hijo , alborota tu mundo y lo llena de felicidad máxima. Bocanadas de amor y exaltación de hormonas que rellenan cualquier temor. 

No sé si tenias alma... no sé si ya estabas predestinado a no venir o fué un contratiempo de mis decisiones. 
La vida, va tomando forma conforme pasan los minutos. Dependiendo de la conciencia que tomamos en cada momento. 

Quizás tenías que irte para volver en otro momento. Quizás te llevaste tanto amor que tu corazón ya no necesitaba latir por sí sólo. 

Quizás, me estés viendo... o no. 

Lo que sí es cierto es que te amé con toda mi alma. Te ame y te lloré a partes iguales. 

He necesitado muchos días sonámbulos, muchas semanas de dejarme llevar por la monotonía del trabajo y la rutina para que mi cuerpo me de un pellizco en un momento cualquiera y me diga; Eh, deja ya de sufrir. Deja ya de llorar sin piedad por las noches... y vive. 

Vivir, perdonando y aceptando. Vive quemando etapas de amargura, dolor, lanzando preguntas al aire y dejar de martirizarme por cualquier cosa que hice que pudiera haber desencadenado tan despiadado desenlace.... 

Cinco meses desde tu ausencia. Quizás sople una vela por ti, como dice la canción, o solamente sonría con amargura porque todavia soy incapaz de despedirme .

Si decides volver...  si el destino me place dejándote en mi camino otra vez... te estaré esperando. Con anhelo, con ternura, con ilusión, con esperanza, con miedo, con temor y con amor.

Porque el amor es todas estas cosas juntas.... y más.




3 comentarios:

  1. :_( ánimo guapa. Lo describes con tanto cariño y tanto amor... un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es que no es pena lo que siento hoy, poco a poco voy encontrando paz y la necesidad de saber que se llevó todo el amor que le tenia .

    Que difícil es de explicar algo que uno lleva tan adentro....
    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. ánimo. No hay palabras para consolar.

    ResponderEliminar

me encantará saber tu opinión...