miércoles, 21 de agosto de 2019

¿Cómo trabajar con un jefe tirano?

Nadie te advierte que  te puede tocar trabajar con gente así... y mucho menos que te caigan como superiores.  Son fáciles de reconocer porque es su actitud déspota son capaces de humillar a sus empleados y disfrutar del café al mismo tiempo sin un ápice de arrepentimiento.

Lo sabes , trabajar con estas personas deterioran la productividad , el desempeño y el bienestar grupal.

Socavan y acrecientan las limitaciones , la falta o el exceso de control y las disputas personales ocultas en los empleados.

¿Porque? 

A veces la falta de comunicación o saber gestionar sus propias emociones , hacen que contaminen el ambiente laboral.

¿Cómo neutralizarlos? 

En su afán de quedar por encima de los demás , se adjudicarán tus ideas y tus proyectos.
Lo hará cuando ya no les puedas rebatir o hacer nada para remediarlo.

SI pretendes permanecer en la empresa, tómatelo como un aprendizaje, fluye sin dejar que la situación se alargue o absorberá tu motivación y energía.


Estas personas destruyen todo a su paso así que si tienes opción plántale cara con asertividad.  



"La asertividad es una forma de comunicación que consiste en defender tus derechos, expresar tus opiniones y realizar sugerencias de forma honesta, sin caer en la agresividad o la pasividad, respetando a los demás pero sobretodo respetando tus propias necesidades."





Así pues, controla la situación manteniendo un dialogo inteligente y con calma.  Forja un carácter positivo a base de mazazos y no te dejes avasallar.

Ten por seguro que en el  momento que inicies esa batalla, embaucará a los demás manipulándoles a su beneficio. Por eso, cuando hables con ellos, sé CLARO , CONCISO Y DIRECTO para informarle de las cosas. ( y a ser posible por escrito) 

No pongas límite a tus ganas, ni tu empeño por mejorar por que hayan personas alrededor que te lo pongan difícil.

"Los sueños por cumplir , son nuestro motor para avanzar. "

2 comentarios:

  1. Mi marido tuvo un compañero terrible. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hay gente muy mala que nos puede arruinar la vida. Requiere mucha fuerza de voluntad Aurelia y desgraciadamente no todos la tienen. Saludos desde Madrid .
    Juan.

    ResponderEliminar

me encantará saber tu opinión...